Noticias

Cables submarinos

En la sección de Tecnología de “Esta es la Nuestra” de Aragón Radio, Javier Mateo, decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Aragón, habló de los cables de fibra óptica, de esos cables que hay sumergidos y cómo una empresa aragonesa trabaja para protegerlos de los tiburones.

En general es muy desconocido que hay miles de kilómetros de cable que hay sumergidos bajo nuestros océanos, pero son de suma importancia para nuestra comunicación; el reto de unir continentes es el no va más de la tecnología de comunicaciones ópticas. Actualmente hay 1,3 millones de kilómetros de cables submarinos, con una vida útil de unos 25 años y un elevado coste de instalación.

Si hablamos de comunicar a grandes distancias hay dos opciones:  Los cables de fibra óptica y las comunicaciones por satélite, pero si hablamos de latencia y ancho de banda, sin duda, gracias a los avances en fibra óptica, los cables submarinos son la mejor opción.

Podríamos decir que los cables submarinos son las arterias de internet entre diferentes continentes, y como todo, ha ido evolucionando con el paso del tiempo, el primer cable submarino es de 1847 para unir Francia con Reino Unido a través del Canal de la Mancha, que, aunque fue cortado por unos pescadores al poco tiempo de su instalación, fue el primer experimento de cable submarino, era un cable para telegrafía, y sirvió para mejorar y llegar a los que tenemos en la actualidad.

Tras esta experiencia fueron mejorando en los años 60 y en los 80 es cuando comienzan los cables de fibra óptica. Hoy en día los cables tienen el diámetro de un brazo humano, la mayor parte son protecciones, de acero para que las corrientes, los tiburones y unas cubiertas para evitar la humedad, y es que se están mandando hasta 1000 terabytes por segundo por cada uno de ellos.

Aragón juega un papel importante en estos cables, y eso que en el Ebro no hay cables submarinos, pero es que una empresa aragonesa, como es Aragón Photonics, a través de un consorcio, está desarrollando un sistema pionero para conocer las tensiones a las que está sometido un cable desde tierra, pudiendo predecir con técnicas de inteligencia artificial, cuando se va a poder romper un cable; algo fundamental para poder repararlo a tiempo y evitar así que mucha tecnología de la comunicación se vea afectada.

Si quieres escuchar el podcast completo pincha aquí.

 

 

COPYRIGHT © 2020 AITAR WEB

Ir arriba